Información
Zihuatanejo:

DESPUÉS DE LA MASACRE… LA ACOSTUMBRADA RETÓRICA OFICIAL

Homenaje a policías caídos. La ceremonia que no debió ser. [Foto: Internet]

A+
A-

Una emboscada. Un video que lo confirmó. Un grupo delictivo que retó al Estado. Más violencia y más muertos. 16 asesinados en menos de media hora. Así es la violencia en Guerrero que no parecer tener fin. Hay víctimas y supuestos verdugos.

Las víctimas, para el gobierno, son seis policías estatales; y los verdugos, sicarios de un grupo delictivo, uno de los ocho cárteles que operan y se disputan la Costa Grande. Como casi todos los días, el martes 17, Guerrero registró una jornada violenta.

Alrededor de las 5:00 de la tarde, un grupo de hombres armados atacó a balazos a dos patrullas de la policía estatal en las inmediaciones del poblado de El Cuacoyul, municipio de Zihuatanejo, los uniformados respondieron a la agresión y mataron a 10 civiles.

Un poco más tarde, a las 5:45, en un camino a la comunidad de Las Mesillas, otro grupo de hombres armados emboscó y asesinó a seis policías estatales cuando circulaban en la carretera que conduce a la cabecera municipal de Zihuatanejo. 16 muertos. La causa de todos estos crímenes se desconoce. La versión del gobierno es que los civiles armados iniciaron la pelea.

Dos días después, el jueves 19, los tres poderes del Estado despidieron con un homenaje a los policías. Entre aplausos, llanto, música de banda de guerra, Las Golondrinas y disparos de balas de salva, dieron el último adiós a los estatales, quienes –dijeron– «cayeron en su labor».

La ceremonia luctuosa de cuerpo presente, efectuada la mañana del jueves en las instalaciones de la Universidad Policial en Chilpancingo, la presidieron el gobernador Héctor Astudillo Flores y el secretario de Seguridad, Pedro Almazán Cervantes.

En su discurso, el gobernador reclamó a los policías municipales no cumplir con su labor en el combate a la violencia e inseguridad. «Porque no es posible que siempre lleguen los policías del estado; la policía estatal ha dado mucho», recriminó.

De la muerte de los policías, expresó: «Fue un acto cobarde de quienes transitan fuera de la ley, de una acción donde intervino la Policía y trajo consecuencias. Pero eso no nos va amedrentar».

Los ataúdes fueron colocados frente al presídium, con coronas de flores y las fotografías de cada uno de los policías caídos. Como parte del último pase de lista, el secretario Pedro Almazán recitó los nombres: Mario Portillo Gaspar, Heriberto Martínez Benítez, Juventino Figueroa Gallardo, Delfino Damián Luna, David Hernández Lorenzo y Rollis Univer Morales Nava. Los seis policías que partieron con la promesa de que su muerte no quedará impune.

A las familias de los seis policías no les quedó otra más que aceptar la pérdida. El gobierno les prometió becas para sus hijos. La noticia parecía haberse acabado con la sepultura de los agentes. Mientras el gobernador Héctor Astudillo Flores advertía que no habrá impunidad contra quienes emboscaron y ejecutaron a los seis elementos, en redes sociales e internet comenzó a circular un video en el que presuntos sicarios mostraban como fue la masacre de los policías en Zihuatanejo.

En un video grabado, al parecer con un teléfono móvil, se escucha la voz de un hombre que hace mofa de las corporaciones policiacas y reta de manera abierta al gobierno de Guerrero, a hacerles frente: «Esto es para que sepan, hijos de su puta madre, que aquí con El Cuarenta El chivo loco nadie se mete, bola de perros (...) Y cuando entren, van a entrar a como salieron, hijos de su puta madre».

La región donde asesinaron a los seis policías y los diez presuntos sicarios, es la Costa Grande, zona donde el gobierno federal y los gobiernos estatales de Guerrero y Michoacán impulsan una zona económica especial para el país. Donde han anunciado la presencia de empresas nacionales y extranjeras que generaran derrama económica y fuentes de empleo.

En los últimos meses, la violencia e inseguridad se ha incrementado en la Costa Grande, donde según el Grupo de Coordinación Guerrero, ocho grupos delictivos se disputan la zona.

La violencia ha sido tal, que en este proceso electoral local han sido asesinados tres aspirantes para la alcaldía de Zihuatanejo: Homero Bravo Espino, Miguel Solorio Figueroa y Mariano Catalán Ocampo.

Para el viernes 20, el gobierno de Guerrero informaba que cuatro presuntos sicarios, señalados por la Secretaría de Seguridad Pública de participar en el asesinato de los policías, fueron detenidos por la misma corporación la policía estatal en pleno centro de Zihuatanejo.

De acuerdo a la versión oficial, los cuatro presuntos responsables fueron detenidos mientras se tomaban unas cervezas en una calle de Zihuatanejo portando equipo táctico y armas de grueso calibre.

«Este operativo especial en la Costa Grande de Guerrero, con el apoyo de la unidad de Fuerzas Especiales de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, arrojó la detención de estos cuatro individuos que además de pertenecer al grupo que arteramente acabó con la vida de seis honorables policías del estado, se encuentran vinculados a diversos asesinatos registrados en el corredor turístico de Ixtapa Zihuatanejo», dijo Pedro Almazan en conferencia de prensa en Acapulco.

Los presuntos sicarios fueron identificados como: Fidel Ángel, de 22 años de edad; José Juan, de 30 años; Miguel Ángel Baltazar, de 24 años, y José Ángel, de 20 años.

Pero entre los detenidos no figura el llamado Chivo Loco, quien según fuentes de seguridad fue el autor de la emboscada y del video de la masacre.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
anterior | INDICE
ver cartón

Ediciones anteriores

Close