Seguir:
FacebookTwitter

 

bala perdida

cultura

 

 

 

 

 

 

 

¡Cabo! ¡Cabo, maldita sea! Inútiles, todos son unos inútiles, pero claro, cómo pretendo que sean como nosotros de la CIA, todo es tan contrastante, aquí en este jodido país, tan pobre, tan analfabeto, tal rural todo. Si tan sólo mi presidente tuviera una idea de la pocilga en que me encuentro, esta porquería llamada escuela. Ah, Fidel se me fue vivo, Fidel, Fidelito, pero éste, a éste sí me lo quebraré y desde ya lo estoy disfrutando.

–Capitán, ya sale el sol, ¿qué dispone?

–Tabaco, trae acá mi tabaco –después de un largo silenció–. ¡Largo, sal de aquí, ahora, maldita sea!

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SEGUIR LEYENDO


AMQUACK

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las palabras determinan y la convicción construye, aseguran literatos y lenguaraces, tan parecidos todos. Pero en la Avenida de la Fe tal hecho es indiscutible, palpable. Las palabras articulan realidades, le dan forma a los pensamientos, precipitan las ideas en cristales de materia. En un entorno tan mutable cualquier cosa puede ser cierta, pasar de lo onírico a lo concreto en un acto, de ser un resoplido a convertirse en un dios contemplador. Es en esta tierra donde he llegado a buscarte, a pensarte, a moldearte. Es aquí donde te encontraré, donde te daré fisiología y ánima. Sólo necesito que esperes. Un poco más.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . SEGUIR LEYENDO


El deicida

 

 

 

 

 

El truco esencial para contar una historia, dice Gardner, radica en la aplicación de una estrategia: ocultar al lector información necesaria e importante con la intención de tomarlo por sorpresa al final de la trama. La clave es enfocar esa inspiración para que el lector sienta que atestigua un hecho extraordinario, sentencia, un hecho dosificado por la visión del novelista.
Sólo alguien incapaz de apasionarse por la historia de otra persona, alguien sin voluntad, alguien con ganas de fama y con poca disciplina, advierte Gardner, es un candidato ideal para odiar el oficio de novelista. [...]

. . . . . . . . . . . . . . . . . . SEGUIR LEYENDO


La voluntad de
ser novelista

 

 

 

 

El planeta de los simios: la guerra es una cinta épica, la mejor de la trilogía, conmovedora y fascinante; es una película que dialoga con el cine bélico, el western y la ciencia ficción; hay referencias claras a películas como: Apocalipsis now, de Coppola; El puente sobre el río Kwai, de David Lean; El gran escape, de John Sturges; La lista de Schindler, de Spielberg; La guerra de la Galaxias, de George Lucas, y El Renacido, de Iñárritu.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . SEGUIR LEYENDO


El planeta de
los simios: la guerra