Información
En los últimos días

LA LUCHA SE RADICALIZA

Protesta en el cuartel militar. Impotencia. [Foto: Prensa Ayotzi]

A+
A-

A poco más de dos meses de que el presidente Enrique Peña Nieto finalice su sexenio, los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y alumnos de esta escuela radicalizaron sus protestas para exigir justicia.

Las movilizaciones a lo largo de la semana pasada, que incluyeron marchas, el ataque a una patrulla de la Policía Federal, a las instalaciones de la 27 Zona Militar de Iguala, un mitin en Ciudad Judicial de Chilpancingo, toma de casetas de la Autopista del Sol, enviaron el mensaje de que el ánimo no va a decaer y que en caso de que el nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador no les cumpla, van a seguir las protestas en las calles.

Por lo pronto, en el acto de protesta afuera del cuartel del 27 Batallón, en Iguala, el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, le envió un mensaje al mandatario electo emanado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena): «Repudiamos que el general Saavedra sea el nuevo secretario de la (Secretaría de la ) Defensa Nacional».

Felipe de la Cruz se refería al actual comandante de la IX Región Militar, Alejandro Saavedra Hernández, quien en septiembre del 2014, durante la noche tragedia, era nada el encargado del 27 Batallón de Infantería de Iguala.

Luego fue comandante de la 35 Zona Militar, con sede en Chilpancingo, y en el año 2016, el general Salvador Cienfuegos, titular de la Sedena, lo designó comandante de la IX Región Militar, con sede en Acapulco. Sin embargo, en ese mismo año fue relevado en el cargo.

Pero en estos días, el nombre de Saavedra Hernández suena como posible secretario de la Defensa en el gobierno de López Obrador, señaló en el mitin de Iguala, Felipe de la Cruz.

Las protestas de los padres y los estudiantes se enfocaron en estos días en contra dos instituciones con alguna responsabilidad en los hechos de la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en Iguala. Contra el Ejército mexicano y el Poder Judicial de Guerrero.

En Iguala, en el lapso de diez minutos, normalistas de Ayotzinapa lanzaron bombas molotov, piedras y petardos contra la puerta principal del cuartel del 27 Batallón de Infantería, e incendiaron el cajero automático de Banjercito ubicado a un costado del acceso principal al cuartel. En la acometida no hubo lesionados.

Para la protesta, los estudiantes se trasladaron en 12 autobuses de una línea privada de transporte público que retienen en su plantel desde hace varios meses.

Ya frente a las instalaciones militares, primero hablaron algunos padres de los 43 desaparecidos y el vocero de este movimiento, Felipe de la Cruz, quien acusó al gobierno de Enrique Peña Nieto de haber protegido al Ejército, al que responsabiliza de la desaparición de los 43 normalistas.

«Asesinos… asesinos», gritaron en coro los normalistas encapuchados y los padres.

Durante el mitin, Felipe de la Cruz denunció que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tiene entre sus candidatos para titular de la Sedena al general Alejandro Saavedra Hernández.

En el 2014, Saavedra, era el responsable del 27 Batallón de Iguala, y por lo tanto es uno de los responsables de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, acusó Felipe de la Cruz.

Paralelo al mitin, algunos normalistas pintarrajearon la barda del cuartel. «Militar idiota el gobierno también te explota», decía una consigna.

Desde lo alto de una torreta de vigilancia, dos soldados grabaron con un teléfono celular todo lo que acontecía, incluso cuando los estudiantes lanzaron los proyectiles. Adentro había decenas de policías militares con equipo antimotin.

Esta vez, los manifestantes, unos quinientos, no intentaron derribar el portón como en diciembre de 2014, en el 2015 y en el 2017.

Fue lo que se puede llamar una acción radical de pisa y corre.

Empezó a las 12 con 50 minutos y concluyó a la 1:00 de la tarde.

Los padres y estudiantes suspendieron el mitin programado en el monumento donde la noche del 26 y la madrugada del 27 asesinaron a Julio César Mondragón, Julio César Ramírez y Daniel Solís, el primero del Estado de México, el segundo del municipio de Tixtla y el tercero de Zihuatanejo.

 

«Hoy aquí no habrá nada»

 

Un estudiante encapuchado oyó las palabras de Felipe de la Cruz, afuera de las instalaciones de Ciudad Judicial de Chilpancingo cuando se desarrollaba el mitin de los padres de los 43: «Hoy aquí no habrá nada».

El gesto del normalista reflejó su inconformidad con la indicación de De la Cruz, pero la acató y ordenó a sus compañeros suspender la «acción».

Las bombas de fabricación casera (molotov) piedras y cohetones que tenían en los pasillos de los autobuses, quedaron allí, sin cumplir su cometido.

De la protesta «radical» sólo hubo un mitin afuera de estas oficinas del Poder Judicial ubicadas al sur de la capital; sin embargo, una comisión de padres encabezados por Felipe de la Cruz, lograron que el presidente del Tribunal, Alberto López Celis, los atendiera.

Durante el encuentro, le llovieron reclamos al titular del Poder Judicial, y se le exigió la destitución de funcionarios que ocultaron los videos que las cámaras de la Ciudad Judicial de Iguala filmaron la noche de Iguala cuando un grupo de policías municipales de ese municipio y varios civiles armados, bajaron de un autobús, por la fuerza, a 25 normalistas de Ayotzinapa y se los llevaron en varias camionetas.

Este hecho se encuentra documentado por la investigación que realizaron los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y también la PGR.

Pero el video que grabaron las cámaras de Ciudad Judicial de Iguala, no ha aparecido.

En ese entonces, la titular del Poder Judicial era Lambertina Galeana Marín, actualmente en activo, y el secretario general era el magistrado con licencia Jesús Martínez Garnelo.

El entonces gobernador Ángel Aguirre también debió estar al tanto, lo mismo que el entonces procurador de justicia, Iñaky Blanco, y el entonces secretario de Seguridad Pública, cuya dependencia controla las cámaras del C-4.

Sin embargo, ninguno de estos personajes de la vida pública han sido requeridos por alguna autoridad. Viven su vida como si no pasara nada.

El resultado de la entrevista con López Celis, quedó en la promesa de éste de brindar a los padres acceso libre a todas los expedientes que tiene abiertos el Tribunal sobre el caso de Iguala, en referencia a los imputados (en su mayoría policías municipales de Iguala) que se encuentran bajo proceso en cárceles de máxima seguridad y cuyos delitos son del fuero común.

A la salida del edificio del Poder Judicial, uno de los dirigentes de los normalistas le preguntó a Felipe de la Cruz que si se realizaría una acción en otro lugar. «No. Hoy no habrá nada», le contestó.

Al finalizar el mitin afuera de Ciudad Judicial, muchos reporteros, sobre todo fotógrafos, se trasladaron hacia las instalaciones de la 35 Zona Militar; sin embargo, los autobuses donde iban los normalistas y padres de los 43, pasaron de largo hacia Tixtla, a las instalaciones de la Normal de Ayotzinapa.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
anterior | INDICE | siguiente

Ediciones anteriores

Close