Sobre la poesía moderna

A+
A-

El poema de la mente en el acto de encontrar

lo que hace falta. No siempre ha debido

encontrar: la escena precisa; repetía lo que

decía el guion.

Luego el teatro cambió

a otra cosa. Su pasado era un recuerdo.

 

Debe estar vivo, para aprender el lenguaje del lugar.

Debe enfrentar al hombre de su tiempo y encontrar

a la mujer de su tiempo. Debe pensar en la guerra

y debe encontrar lo que hace falta. Debe construir

un nuevo escenario. Debe ser en ese escenario

y, como un actor insaciable, despacio y

meditando, decir palabras al oído,

en el delicado oído de la mente, repetir,

exactamente, eso que desea oír, el sonido

que una audiencia invisible escucha,

no a la obra, sino a sí misma, dicho

con la emoción de dos personas, de dos

emociones haciéndose una. El actor es

el metafísico en la oscuridad, tañendo

un instrumento, tañendo una cuerda rígida que emite

sonidos que atraviesan la corrección repentina, que contiene

toda la mente, debajo de la que no puede descender,

más allá de la que no desea elevarse.

                        Debe

ser el hallazgo de una satisfacción, y puede ser

de un hombre que patina, una mujer que baila, una mujer

que se peina. El poema del acto de la mente.

 

Versión Silvia Camerotto

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
anterior | INDICE -->

Ediciones anteriores

Close