Información

LA INCERTIDUMBRE DE LOS FUTUROS MAESTROS

Marcha de normalistas. Presión. [Foto: Anwar Delgado]

A+
A-

Más de trescientos normalistas del estado se congregan en el centro de Chilpancingo, para marchar hacia el Congreso local. Quieren que los diputados locales los atiendan y los escuchen.

Con la nueva administración encabezada por el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, los normalistas no saben qué pasará con la designación de plazas, pues se oponen a hacer el examen de oposición.

Los alumnos y alumnas demandan cerca de cuatrocientos plazas; insisten que no necesitan hacer un examen para que se las designen, que por ello han estudiado durante cuatro años para prepararse.

Este lunes 4 de marzo, los normalistas, unos con gorra y otros con la cara cubierta, empezaron la marcha lanzando consignas, para que los identificaran y escucharan en las calles clamar. Cuando llegaron al Congreso local, los guardias se apresuraron a cerrar la puerta; pero eso no impidió que los normalistas se manifestaran.

De inmediato empezó el bloqueo de la Coordinadora Normalista por la Educación de Guerrero (CNEG), integrada por un grupo de normalistas de la Centenaria Normal del Estado Ignacio Manuel Altamirano (CENEIMA), el Centro Regional de Educación Normal (CREN) de Iguala y la Escuela Normal Urbana Federal Rafael Ramírez, pues a la par hay otra organización que agrupa otra parte de normales.

La exigencia principal fue lograr una reunión con el gobernador Héctor Astudillo Flores y el titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Arturo Salgado Urióstegui, para exponerles directamente a ellos que se les asignen las plazas de manera automática a través del examen de ponderación.

La protesta duró cerca de una hora.

Representantes de la SEG les propusieron una serie de reuniones, con el gobernador, con Salgado Urióstegui y con el alcalde de Chilpancingo Antonio Gaspar Beltrán.

Con el presidente municipal demandaban material didáctico, laptops y uniformes, y de esta manera ver en qué contribuiría el municipio.

El jueves 7, el otro grupo de normales aglutinadas en el Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), en el que se encuentra una fracción de la CENEIMA, la Normal Adolfo Viguri Viguri y la Escuela Superior de Educación Física (ESEF) de Acapulco, también marcharon con el propósito de bloquear el paso en la Autopista del Sol: pero ene ste caso sí los atendieron autoridades educativas.

 

No se emitirá la convocatoria para la entrega de plazas

 

El mismo jueves que el grupo de Normales agrupadas en el FUNPEG marchó, fue recibida para dialogar con Arturo Salgado Urióstegui, y por separado el funcionario también se reunió con la CNEG.

La promesa que el titular de la SEG hizo fue que este año no se emitirá la convocatoria para la entrega de plazas docentes a través del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Por lo tanto, estarán en espera de que el gobierno federal emita los lineamientos para asignar las plazas.

Coordinadora de Normalistas

 

Margarely Trigo Navarrete, dirigente del ENUF e integrante de la CNEG, describe la incertidumbre que padecen por la designación de plazas y dice que en un principio las Normales estaban unidas, la CENEIMA, Adolfo Viguri, ESEF, CREN, la de Arcelia, Tlapa y la Rafael Ramírez. Pero –asegura– se separaron la Viguri, la CENEIMA y la ESEF.

La de Arcelia, el CREN, 30 compañeras de la CENEIMA de cuarto año y la ENU permanecieron juntas y ahora forman la Coordinadora.

El dirigente del CREN Daniel Barrera y Margarely comenzaron a organizarse para lograr que su propuesta para la ponderación de plazas fuera aceptada.

El planteamiento de los normalistas era que se les designaran plazas de manera automática o que fueran plazas desigandas mediante el examen de ponderación.

En entrevista con Trinchera, la normalista comenta: «El 7 de febrero tuvimos una reunión con el licenciado Esteban Moctezuma, con el licenciado Andrés Manuel López Obrador; ellos personalmente nos recibieron nuestra propuesta y nos agendaron una cita para discutirla, comentarla en la Ciudad de México».

Antes, añade, se reunieron con el titular de la SEG, previo a la movilización del 4 de marzo. En esa reunión, Arturo Salgado les expuso que ya existía una ley que rige la designación de las plazas; es decir, el examen de oposición para determinar si son idóneos o no para recibir una.

El jueves 7 se reunieron con el gobernador y con Salgado Urióstegui por separado, y éstos les explicaron la situación que persiste en torno a la designación de las plazas y por lo tanto les indicaron que esperaran.

Los funcionarios les prometieron luchar por su propuesta, pero les advirtieron que tenían que esperar, por lo tanto, sigue su incertidumbre.

Los normalistas admiten que si las autoridades los siguen atendiendo como hasta el momento, aunque aún no tienen nada certero, van a reservarse las movilizaciones en el estado.

La dirigente expuso que las plazas por las que están luchando por obtener son para unos cuatrocientos compañeros, entre ellos, sus treinta compañeras de CENEIMA, los compañeros del CREN y ENUF.

Dijo que estas cuatrocientas plazas que demandan sólo son de su organización.

Sin embargo, los integrantes de la Coordinadora saben que al resolverles el tema de las plazas como lo demandan, automáticamente el beneficio también va hacia la otra organización de normalistas, aunque la negociación la estén haciendo ellos.

Margarely agregó que debido a que se anunció que la Reforma Educativa se iba a echar abajo y la Ley Secundaria, «las cosas van a cambiar, si Dios quiere».

La normalista argumenta que deben entregarles las plazas de manera automática, pues además cuando hacían el examen de oposición y no salían idóneos tampoco podían ser acreedores de un interinato, porque de inmediato el sistema arrojaba que no eran idóneos.

«De las personas que lo hacían, no todas se quedaban; a lo mejor era un poco complicado. Es por eso que para nosotros no nos conviene… aparte ya llevas tus cuatro años de preparación (en la Normal), esfuerzo de estudio, como para que un examen te diga que eres apto o no», lamenta.

Margarely considera que es contradictorio que luego de estarse preparando en una Normal, salgas y te quieran evaluar, determinar si eres idóneo o no para poder ejercer tu profesión.

Los normalistas estarán en alerta y puestos a movilizarse si no ven resultados favorables a su demanda.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
anterior | INDICE | siguiente

Ediciones anteriores

Close