DOS POEMAS DE FERNANDO AYALA

A+
A-

Conurbano, mano de obra

 

 

#11

 

Si creés estar solo, empujá el picaporte

desanudá la cabeza, mira la voz que suena

escuchá el futuro inmediato que corre

dejá que el pasado duerma solo,

ya lo vas a necesitar despierto

el mar de uno mismo naufraga

las olas se rompen en tu cara

y chupan fuerte las piedras del camino.

Por más vendas que lustren tus ojos

por más desierto que deje la ansiedad

la identidad se abre paso, como sol naciente,

no se negocia, no olvida, no se achica.

Podrás verla como se escapa, pero no ocultarla.

Cuando grita de sueño en tu voz,

dentro.

 

b

 

¿Cuántas veces habré dicho la palabra “amor”?

¿Hacia cuántas partes direccionadx?

¿Puedo acariciar tu perfume?

Besarnos los ojos, cansados de ver

cuantos más grandes, más secos.

Si el dolor se transaba en las esquinas

¿cuántas esquinas tendrá tu cuerpo hoy?

Donde hay espacio para doler placeres

¿quedará lugar para el amor? Tu cuerpo.

¿Qué siente, qué ve, qué intuye?

¿Serán salvadas las sábanas del entierro

Proclamando que estuvimos vivos?

qué será de la ceguera de los labios,

del vacío de la cueva en la lengua,

de los lugares sin explorar,

de la mente niña, de la mente joven,

de la mente madura, de la mente senil.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
anterior | INDICE | siguiente

Ediciones anteriores

Close