CENIZA

A+
A-

Sólo eso, no más, sí. No somos más que polvo, cenizas.

-Doctor Melquiades, hay quienes afirman que somos en esencia energía, o un recipiente que resguarda nuestra alma.

-Bla, bla, querido Anastasio, eso son supercherías, nada con sentido, nada que pueda ser comprobable, mentiras, mentiras. Pura palabrería.

-Somos una masa magnifica, un instrumento perfecto, increíble. Creados de manera bella.

-Creo que si seguimos con esta charla llegarás a la conclusión absurda de que somos parte de una evolución, hay Anastasio, que mente la tuya, crees en todas esas cosas.

-Pero doctor hay estudios, teorías, hipótesis que han probado muchas de esas cosas, hay tratados filosóficos, hay estudios científicos, no puede ser tan concluyente y decir que somos sólo polvo, o cenizas.

El doctor Melquiades se acerca al escritorio, ahí hay un botón con una luz roja, el querido Anastasio lo observa algo perturbado. Melquiades levanta la tapa del botón, de pronto un silencio, seguido de un gran estruendo. 

-Doctor que ha hecho. Las bom…..

De pronto sobre las faz de la tierra sólo polvo, cenizas. Y la certeza del doctor Melquiades: “No somos más que polvo, cenizas”.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
anterior | INDICE | siguiente

Ediciones anteriores

Close