Bala perdida #949

DEL EXCREMENTO COMO PIEDRA ANGULAR DE LA CIVILIZACIÓN

El estudio de, quizá, la materia más protopática de todas, la mierda, es en primer grado un acto de provocación. Florian Werner (Berlín, 1971) revierte desde el inicio de su libro toda concepción deifica del ser humano: “La mierda es indispensable para nuestra autognosis como personas”. En segundo grado, representa, debido a la hermenéutica aplicada por el autor, una reivindicación del producto metabólico que excretamos como condición para seguir vivos.

POSTALES DE AÑO NUEVO Y DÍA DE REYES

Los calzones rojos en el piso, de ésos que se ponen a Fin de Año para la prosperidad. Despertó en ese callejón, oliendo a orines y basura. Hizo todo lo que se hace en la última hora de año viejo, cuando se zampaba las uvas antes de las doce campanadas. Todos sus deseos desde el primer día tirados a la mierda. Apenas alcanzó a arreglarse la falda y la blusa, sus zapatillas no las encontró; sus medias rotas. Y un dolor terrible de cabeza.

AÑO NUEVO

El último día del año
no es el último día del tiempo.
Otros días vendrán
y nuevos muslos y vientres te comunicarán el calor de la vida.
Besarás bocas, romperás papeles...

LA NOCHEBUENA EN EL INFIERNO

Hacía un frío siberiano y estaba tentadora para pasar las últimas horas de la noche la cerrada habitación, la camilla con su tibia faldamenta que me envuelve como ropón acolchado, y el muelle-sofá de damasco rojo, donde el cuerpo encuentra mil posturas regalonas en que digerir pacíficamente la sopa de almendra y la compota perfumada con canela en rama. ¡Pero no asistir a la Misa del Gallo en la catedral!

PRIMER DIA DEL AÑO

La casa estaba limpia a primera hora de la mañana, antes que mi hermano saliera al mar. Las copas brillaban en el fregadero escurriendo también de buenos deseos de ayer. Uno piensa que el primer día se sentirá distinto, que habrá algo que anuncie lo que comienza.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+

Ediciones anteriores

Close