Información

LOS BALBUCEOS DE ASTUDILLO FRENTE A LA OLA DE VIOLENCIA

Héctor Astudillo. Retórica. [Foto: Yener Santos]

A+
A-

Condeno el hecho… Lamento la situación… Repruebo categóricamente la agresión… Considero una situación sumamente grave… Un acto reprobable… Un acto indignante… Lo de Taxco nos rebasa… Fue un acto irracional que raya en el terrorismo… Las anteriores son expresiones del gobernador Héctor Astudillo Flores, después de que en Guerrero se comete un asesinato de alto impacto o se registra un hecho grave de violencia.

El gobernador que durante su campaña prometió «orden y paz» para Guerrero, hoy se encuentra inmerso en una retórica que lo retrata como un mandatario que no puede o no quiere atacar en serio la crisis de violencia e inseguridad.

A cada nuevo hecho de violencia relevante, Astudillo sale a condenarlo o calificarlo, pero nunca se le ha oído asumir el compromiso real de garantizar que no volverá a suceder otro caso semejante, y que los ciudadanos estarán seguros, tranquilos; es decir, en orden y paz.

Como si fueran hechos aislados, a pesar de los señalamiento que hacen las victimas contra los presuntos responsables, los grupos delictivos continúan operando en la impunidad.

En Guerrero, las áreas encargadas de atender la seguridad y garantizar la justicia carecen de credibilidad. Dos ejemplos: la Secretaría de Seguridad Pública lleva tres meses sin titular, y la Fiscalía General de Justicia se encuentra en medio de un escándalo nacional por su falta de certeza jurídica en los procesos judiciales.

 

Los crímenes e interrogantes

 

De los casi mil 700 homicidios dolosos cometidos este año, hay dos que muestran con nitidez la ineficacia de los órganos encargados de la seguridad y impartición de justicia y del gobierno del estado en general. Los dos se dieron en octubre, y ambos, según la Fiscalía, se investigan, pero las investigaciones generan más dudas que certezas.

La noche del 24 de octubre asesinaron a balazos al comunicador Gabriel Soriano, en la glorieta de Puerto Marqués, en Acapulco. El periodista se desempeñaba como locutor y técnico de Radio y Televisión de Guerrero (RTG).

De acuerdo con primeros informes, los hechos ocurrieron a las 20:00 horas, luego de que un hombre armado disparara en contra de la camioneta en la que se trasladaba el periodista y el equipo técnico de RTG, que venía de cubrir un informe regional del gobernador.

Tras el asesinato, Héctor Astudillo no dio la cara a los medios, pero a través de su cuenta oficial de twitter dijo: «Lamento los hechos en los que perdiera la vida Gabriel Soriano, colaborador de @RadTVGuerrero. Exhorto a la Fiscalía General del Estado a esclarecer los hechos. Mi solidaridad con su familia en estos momentos difíciles».

La respuesta al gobernador vino de la hija del extinto locutor: «Sam Soriano. En respuesta a @HectorAstudillo @RadTVGuerrero. Mi papá fue asesinado cumpliendo su labor, ¡Cubriendo SU informe de gobierno! Haga su trabajo y arregle la situación que pasa el en Estado. NO ES JUSTO».

Del mensaje del gobernador por el caso del locutor Gabriel Soriano surgen varias preguntas: ¿De verdad exhortó a la Fiscalía para esclarecer los hechos? ¿La Fiscalía tomó en cuenta el exhorto del gobernador? ¿Solidaridad para la familia?

Este fin de semana se cumplió un mes del asesinato del comunicador, y la Fiscalía no ha informado cuáles son las líneas de investigación que sigue para investigar el crimen contra el comunicador.

Lo único que sabe por el Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), es que la Fiscalía inició una carpeta de investigación, como dicen en cada asesinato suscitado en la entidad.

También, este miércoles 21 de noviembre, el presidente de la delegación Guerrero de la Asociación Nacional de Locutores, César Felipe Leyva, denunció que a un mes del asesinato de Gabriel Soriano Kuri, su familia no ha recibido las pensiones que de ley le corresponden por su labor en el organismo público descentralizado.

Y en el caso del asesinato de César Zambrano, propietario de la cadena de papelerías El Partenón, el 27 de octubre, el gobernador declaró una vez más: «Son asesinatos reprobables desde cualquier punto de vista y ojalá puedan ser encontrados (los asesinos) para que les aplique todo el rigor de la ley».

Con ese mensaje, Héctor Astudillo Flores aseguró que se reforzarían los operativos de búsqueda para detener a los responsables del crimen y que se les castigue con todo el peso de la ley.

En efecto, el 7 de noviembre, la Fiscalía dio a conocer que detuvo a tres presuntos responsables del asesinato del empresario, cuando pretendían vender, en Zihuatanejo, la camioneta que le robaron al empresario el día del crimen.

Pero el miércoles 21, el noticiero En Punto, que conduce Denise Maerker en Televisa, dio a conocer un reportaje donde la exesposa de una de los detenidos y madre de otro de ellos, dijo que fueron secuestrados por personas desconocidas, que la familia pagó el rescate y luego se enteraron de que la Fiscalía los presentó como asesinos.

En el reportaje, la señora Betsabed Uribe mostró un video donde asegura que su exesposo Juan Alejandro Tapia fue detenido afuera de su casa en Acapulco el 4 de noviembre. La señora afirma que al día siguiente, su hijo Rodrigo fue al Ministerio Público para denunciar la desaparición de su papá, pero el joven también fue secuestrado.

De acuerdo al reportaje, la familia primero pagó 95 mil pesos y posteriormente otros 35 mil pesos, pero ni Alejandro ni Rodrigo regresaron a casa. Fue hasta el 7 de noviembre cuando se enteraron de que la Fiscalía los presentó como presuntos responsables del asesinato del empresario acapulqueño.

El reportaje obligó a que el Fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila diera una conferencia de prensa en la ratificó que los tres detenidos: Alejandro «N», Rodrigo «N» y Fernando «N» sí son los probables responsables del homicidio del empresario.

Del video de Televisa, el fiscal dijo: «Ya había sido presentado como prueba a favor de los imputados y desestimado por el juez de control por no tener relación con el hecho del homicidio», y dijo que no se ha podido comprobar la temporalidad de tal grabación; es decir, la fecha.

También aseguró que los familiares nunca interpusieron una denuncia por el delito de secuestro y sólo lo han dado a conocer a los medios de comunicación. «En ningún momento denunciaron el supuesto secuestro de las dos personas relacionadas en el video, y los participantes que aparecen en el mismo; es importante dejar en claro que ni los vehículos ni las personas que aparecen en el video pertenecen a la Fiscalía».

El trabajo periodístico de los reporteros Marco Coronel y Víctor Olvera ha generado dudas del trabajo de la Fiscalía y de su titular, Jorge Zuriel de los Santos, al grado que el Congreso local ha mandado a comparecer al Fiscal.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
anterior | INDICE | siguiente

Ediciones anteriores

Close