OPINIóN #923

El acuerdo del Tribunal ha tumbado la «verdad histórica» de Murillo Karam, pero no se restrinja solamente la responsabilidad a un individuo, sino que debe ampliarse incluso hasta el Ejecutivo federal. Porque es inaceptable imaginar que el presidente Enrique Peña Nieto haya estado al margen de un hecho delictivo atroz y donde se dio la participación directa de autoridades federales, estatales y municipales, policías de los tres niveles de gobierno y Ejército.
Los padres y madres de los 43 son la reserva cultural que nos está quedando en la exigencia de hacer justicia. Esa tenacidad ha servido para mostrar la incapacidad del gobierno mexicano para hacer valer el estado de derecho y las complicidades de autoridades corruptas.
Agentes de la Policía Federal (PF) detuvieron el viernes 8 de junio a tres hombres en posesión de dos armas cortas, un fusil, cargadores y casi tres millones de pesos en efectivo, los que fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal con sede en Chilpancingo.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
ver humor

Ediciones anteriores

Close