OPINIóN #910

Sendas opiniones del exgobernador sugieren que ha habido un enriquecimiento inexplicable del ciudadano rector y debe aclararlo públicamente. No es la única ni será la última observación que hagan los ciudadanos de Guerrero ante la jactancia e inmodestia del rector Saldaña Almazán cuando en eventos públicos y suficientemente difundidos ha presumido de sus caballos que, se dice, son de pura sangre.
No se trata de que gane un partido, sino de que gane México, el que está conformado por millones de miserables, de desempleados, de campesinos, de jóvenes con derecho a una vida digna, con mujeres que son las que sostienen a este país, con los niños y niñas que tienen derecho a una educación de calidad y con maestros que dignifiquen la educación y la escuela.
A la distancia (porque aún faltan unos días para que los partidos definan posturas definitivas, lo que tiene que ocurrir a más tardar el día 15 de marzo), lo que se visualiza es una contienda en la que tres figuras políticas contenderán realmente por la alcaldía: Ricardo Taja Ramírez, Adela Román Ocampo y Rubén Figueroa Smutny.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
ver humor

Ediciones anteriores

Close