Información

Por: Zacarías Cervantes

Conflicto en la minera
Media Luna: la estrategia
perversa del gobierno

Trabajadores de la Minera Media Luna en paro. Resistencia. [Foto: Eduardo Yener de los Santos]
A+
A-

Al cumplirse un mes este domingo del paro de trabajadores de la minera Media Luna, subsidiaria de la empresa canadiense Torex Gold Resources, el conflicto se había complicado por la perversidad del gobierno, y su negativa para llamar a un diálogo a la empresa y trabajadores que demandan el cambio de su Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) de la CTM al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM).

Por el contrario, por la parcialidad a favor de la minera y la perversidad con que actúan las autoridades con los trabajadores, el conflicto amenaza con prolongarse y escalar la violencia y la confrontación entre trabajadores y habitantes de Nuevo Balsas.

El viernes 1 de diciembre, la minera cortó la señal de la telefonía celular en la zona donde se encuentra el plantón y en las comunidades que apoyan a los trabajadores en paro. Asimismo a partir de esta semana, pagó a algunos trabajadores a pesar del paro laboral con el fin de dividir y debilitar el movimiento, además de que promueve la firma de un documento en el que se manifiestan por el levantamiento del paro que el viernes 1 cumplió 28 días.

La minera y la dirigencia de la CTM nacional que detenta el CCT pretenden, también, confrontar a los habitantes del pueblo de Nuevo Balsas con los trabajadores que participan en el paro, pues a través de la CTM promueve un paro de los pescadores de ese pueblo en contra del paro de los trabajadores mineros.

En tanto, el gobierno estatal lejos de buscar una solución negociada al conflicto, el viernes 1 de diciembre, por un lado, envió a dialogar con los trabajadores en paro al dirigente de la CTM, local Antelmo Alvarado, y por otro lado, envió al subsecretario de Gobierno para Asuntos Agrarios, Fernando Jaimes Ferrel, a Iguala, en donde representantes de la empresa llamaron a algunos trabajadores, a quienes les pidieron que firmaran un documento en el que rechazan el paro laboral y se pronuncian por el levantamiento del movimiento.

El delegado del SNTMMSSRM denunció que mediante todas las formas posibles, los representantes de los gobiernos y la minera «quieren obligar a la gente a que se manifiesten en contra de nuestro movimiento, obligándolos a firmar un documento en el que se establece que ellos no están de acuerdo con el paro y que piden que se levante».

«Eso no se vale; el gobernador nos está jugando checo», dijo al respecto el delegado del SNTMMSSRM, Indalecio Pérez Morones, el viernes cuando todavía no se retiraba del plantón una comisión de diputados encabezados por el priista y dirigente de la CTM estatal, Alvarado García.

El delegado sindical advirtió que con estas acciones se complica la solución del conflicto a corto plazo, porque los trabajadores, por un lado se enfrentan a la empresa, que se opone y violenta su derecho a afiliarse al sindicato de su preferencia, y por el otro, al gobierno estatal, que en vez de fungir como mediador imparcial, se ha fletado a favor de la empresa de capital extranjero.

Para el dirigente sindical, con las acciones de presión que emprendieron la empresa y el Gobierno a parir del viernes y al cumplirse un mes el paro laboral este domingo, lo único que están provocando es que los trabajadores y los pobladores que los apoyan «se alteren más».

Consideró que el corte del servicio de telefonía celular es un crimen, porque en esos lugares son de mucha inseguridad y hay muchos animales ponzoñosos y es muy necesaria la comunicación para solicitar auxilio ante una emergencia.

El delegado del SNTMMSSRM advirtió que con estas acciones el conflicto se está complicando y que no ve que se vaya a resolver a corto plazo. «Pero nosotros aquí vamos a permanecer hasta que haya una solución satisfactoria al movimiento», insistió.

También advirtió que a pesar de estas circunstancias, el paro y el plantón va a seguir «hasta donde tope y llegar hasta donde se tenga que llegar para hacer valer las justas demandas de los trabajadores».

A partir del 18 de noviembre, el movimiento laboral que comenzó el 3 de noviembre únicamente por el conteo por parte de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje como requisito para el cambio de la titularidad del CCT que tiene un sindicato de la CTM nacional al SNTMMSSRM que dirige a escala nacional Napoleón Gómez Urrutia, exiliado en Canadá, incluyeron al pliego petitorio justicia por el asesinato de dos trabajadores asesinados ese día en el plantón que mantienen a la salida de la comunidad de Atzcala, municipio de Cocula.

En la reunión del viernes con diputados del PRD, PRI y PT, encabezados por el dirigente local de la CTM, Antelmo Alvarado García, los trabajadores cuestionaron la parcialidad del Gobierno, expresaron con abucheos al dirigente su rechazo a la CTM y advirtieron a quienes los visitaron que los trabajadores ya decidieron a qué sindicato quieren afiliarse, en referencia al SNTMMSSRM.

Entre los diputados acudieron, además del priista Alvarado García, los perredistas Perfecto Rosas Martínez, Isidro Duarte Cabrera; los priistas César Landín Pineda, David Gama Pérez, así como el del PT, Jesús Martínez.

Los diputados recibieron literalmente una lluvia de reclamos.

Uno de los trabajadores, siempre omitiendo su identidad por temor a las represalias, se quejó de que la empresa y el Gobierno han dicho que sólo son 20 o 22 los trabajadores en paro, y les mostró la cantidad de los que estaban reunidos que llegaban a los 300. Dijo que la empresa minera también ha dicho que los paristas están bloqueado el acceso, pero que eso es mentira. «Ellos pueden entrar y salir a la hora que quieran; ha entrado la Gendarmería; tienen el control de las instalaciones; nosotros nos mantenemos en un plantón pacífico aquí afuera», expresó.

Informó que comenzaron el paro el 3 de noviembre en demanda del conteo por parte de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje como requisito para el cambio del CCT de la CTM al SNTMMSSRM, pero que el conflicto se agravó a partir del 18 de noviembre cuando fueron asesinados dos de sus compañeros trabajadores, a pesar de que el gobierno dijo que fue por un conflicto entre policías comunitarios, y la empresa aseguró que no eran trabajadores. «Pero quienes los mataron fueron gente de la CTM enviados por la minera y acompañados por la Gendarmería y el Ejército».

Advirtió que por esta agresión, ya no piden el conteo a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, sino el cambio automático al SNTMMSSRM.

Otro trabajador reclamó ante el dirigente cetemista Antelmo Alvarado, que el gobernador Héctor Astudillo Flores en vez de condenar o lamentar la muerte de los dos trabajadores, «se preocupó» porque el paro laboral ahuyenta las inversiones.

Y advirtió: «Si se van las inversiones, por nosotros no se preocupen, hemos vivido aquí mucho tiempo antes de que llegara la minera».

Otr obrero advirtió que si no hay solución, de plano van a exigir que se cancele la concesión a la minera. «Y ustedes (los políticos) no vengan a instalar aquí sus casillas», en las elecciones, les dijo.

Los trabajadores les dijeron a los diputados que su petición concreta es que los «acerquen» con la empresa para entablar el diálogo, pero no para decidir a qué sindicato se van a afiliar. «»Ya elegimos qué sindicato nos conviene; queremos un sindicato que nos defienda», insistió otro de los paristas, quien fue respaldado con gritos de: «No queremos a la CTM».

En este ambiente, este 3 de diciembre se cumplió un mes del paro laboral, sin visos de solución; por el contrario, el ambiente se tornaba tenso y con visos de confrontación y violencia entre trabajadores y pobladores de las comunidades.

Esto es lo que ha provocado no sólo la minera extranjera, sino el propio Gobierno que debería asumir una defensa a favor de los guerrerenses, o cuando menos, ser imparcial en el conflicto.

COMPARTIR:

EnTwitter EnFacebook EnGoogle+
anterior | INDICE | siguiente

Ediciones anteriores

Close